David Bowie y Joni Mitchell prestan sus servicios a los Rolling Stones.