Para la serie “Cantantes Muertos” resucité un tema antiguo que mezclaba Tracey Chapman (aún viva) con New Order, grupo que renació de las cenizas del cantante suicida de Joy Division. La introducción (“I’m Every Woman” de Whitney – o Chaka Khan según se mire) se insertó puramente por aquello de la coincidencia kamikaze sobre un piano delicioso de “Highways of my Life” de The Isley Brothers.