Este empezó como un reto que me propuso un amigo. Yo Nirvana ni fu ni fa, la verdad. Soy más glam que grunge. Y precisamente se me ocurrió vengarme de todo inculto que pensara que “The Man Who Sold The World” era un tema de Kurt Cobain cuando osó versionarlo para un Unplugged de MTV. De ese maravilloso disco de David Bowie (que se cuela en muchísimas cosas “mías” por una adoración que ya pertenece a un añorado pasado) saco unas frases – y un arreglo de flauta dulce de paso – de “All the Madmen”. Ahi va, pues…